Removiendo carreteras, Reviviendo Barrios

Almond-Blvd-before.jpg

Arriba ven una carretera que cruza el centro de Syracusa, EEUU, pero bien podría ser nuestra capital, Santiago. Aquí ya existen algunas carreteras dentro de la ciudad, y ya se está planeando crear carreteras elevadas. Esta carretera fue creada en los años 50 para mejorar el acceso a la ciudad. Pero el efecto que ha tenido con los años ha sido el contrario. Las tiendas que habían han desaparecido y el terreno se ha desvalorado con el pasar de los años. Y no es de extrañar, pues nadie quiere tener frente a su casa una carretera que produce ruido, embotellamientos y contaminación

Hoy, leyendo StreetBlogs, veo que la ciudad está haciendo algo que a los Santiaguinos nos parece imposible. Piensan sacar esta carretera y hacer un boulevar.

Lo primero que te vendrá a la mente es "pero no pueden hace eso, aumentará la congestión" o "si hay más embotellamientos una ambulancia o bomberos tendrá más problemas para pasar". Muchos estudios suguieren normalmente lo contrario. Al quitar la esta carretera la calidad de vida de los vecinos del lugar mejora, aparecen tiendas locales, pero no sólo eso, si no que también mejora el tráfico. Si los negocios están más cerca de las casas de la gente y la gente puede moverse a pie o en bicicleta, sin usar el auto, todo el barrio mejora.

Recordemos que si aumentamos el espacio para los autos lo único que conseguiremos son más autos. Es por eso que dar más espacio a los autos no mejora nada, sólo le quita espacio a la que vive ahí.

almond-rendering-with-skyli.jpg

Esta es la imagen de lo que pretenden hacer las autoridades de Syracusa. Realmente dan mucho más ganas de vivir ahí que en un lugar como el de la primera foto.

Por ultimo quiero recordarles una cosa: cuando un barrio es destruido con cosas como una carretera que lo atravieza, pensamos que ya no tiene vuelta, que ha sido destruido para siempre. Pero a veces a un barrio se le puede volver a inyectar vida y convertirlo en un mejor lugar. Si nosotros lo construimos también podemos cambiarlo. Diseñar ciudades vivibles es una tarea de todos